1 de Enero 2012… otro engaño del sistema: el calendario

“Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir.” (Tennessee Williams)

Como todos los años utilizo este día para hacer algo de balance sobre todo lo que ha pasado en 2011 y para cargar pilas para los nuevos retos para el 2012. A diferencia de otros años, esta mañana me he despertado con la idea que analizando bien este día no tienes nada de especial. ¡Incluso por algunos hoy no es el 1 de Enero 2012!

Hoy en día coexisten unos cuarenta calendarios, que no tienen nada que ver unos con otros. Nosotros estamos ligados al Calendario Gregoriano que es el último aceptado por nuestra civilización. Medir el tiempo ha sido siempre una de nuestras pasiones y nuestros errores nos han hecho festejar la llegada de la primavera en pleno invierno. Estudiando mucho la antigua Roma he notado como antiguamente el calendario marcaba el ritmo de nuestras vidas de forma no tan clara como hoy en día. A Julio Cesar no le mataron propiamente en Marzo.

Pienso que el calendario es un instrumento más que “el sistema” ha creado para modificar nuestros comportamientos e incidir en nuestras decisiones.

¿Porque hay que ir de vacaciones en Agosto, cuando todo el mundo llena lugares fantásticos para hacerlos más concurridos y menos atractivos? ¿Por qué tengo que trabajar de lunes a viernes? ¿Por qué tengo que hacer compras en Navidad?

Si pudiéramos elegir libremente nuestros días de vacaciones seria fantástico, se podrían aprovechar precios mejores para nuestros desplazamientos. Es evidente que el 1 de Agosto no encontraré ningún billete de avión de Low Cost a 5€ pero… ¿si pudiera elegir un viaje en función de la tarifa más barata?

Yo tengo un horario biológico muy peculiar. Por las mañanas no soy tan activo como por las noches ¿y que pasa si quiero trabajar a partir de las 22.00 horas?

Así que hoy me he dado cuenta que el 1 de Enero 2012 es un día como cualquiera. Un día donde puedo decidir si seguir como una oveja al sistema o empezar mi pequeña revolución interior e individual para cambiar las cosas desde dentro.

Es evidente que ya sabéis cual ha sido mi elección. Feliz Años a todos.. aunque todos los días son buenos para generar un cambio y una fecha vale cualquiera. Lo que no cambia es la chispa que tenemos que generar para ser parte activa de un cambio más profundo. Tenemos que huir del consumismo, huir de las reglas, no combatir el sistema, simplemente salirse de él.

Yo en mi pequeño lo intento y ojalá este post pueda generar más chispitas…

Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo. (Mario Benedetti)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *