Nueva vida en Menorca

Empiezo de nuevo, una nueva vida, ya lo hecho otras veces, pero esta vez siento el peso de no haber podido cumplir un sueño. Un sueño que he estado construyendo junto a otra persona que ha decidido quedarselo para ella sola y desecharme. No pasa nada. La vida tiene más fantasía de nosotros y ahora me encuentro nada menos que en Menorca con gana de construir un sueño nuevo, no importa si esta vez lo tenga que hacer solo. Lo haré. Sigo teniendo Llanes y Asturias en mi corazon, este olor a eucalipto que se aproxima por la noches, este aire que el Cuera a veces tapa con su manto verde, el ruido del Cantábrico que te recuerda que la mar es algo que hay que respetar en cada momento. Hace un año nadie me hubiera dicho ni convencido que ahora estarías a miles de kilómetros de mi casa de San Roque pero… Pero ahora desde mi pisito de S’Algar veo el Mediterráneo, las palmeras, los amaneceres en la mar desde mi ventana y un faro por la noche. Vuelvo a vivir sin chimenea ni calefacción como en mi etapa en Valencia.

Menorca, un lugar precioso, con un clima ben diferente, disfruto cuando por la mañana voy corriendo por el “Cami de Cavalls”, disfruto aún más con mis bicis aunque necesito mejorar mi técnica en la bici de montaña porque aqui es toda roca pura. Desde que estoy aquí ya he podido hacer mas de 400 km en Bicicleta y en una sola semana, me reservo siempre dos horas por la tarde para ir y descubrir la isla, poco a poco. He recorrido el Cami d’en Kane casi en su totalidad, he estado al faro de Cap Cavalleria y espero pronto de poder llegar hasta Ciudadela. Es una isla pequeña pero hay tanto que ver.

Y yo tengo mucho tiempo. Trabajo mucho pero la soledad me acompaña siempre. Aprovecho para leer, vivir, reflexionar, hacer deporte, llenar el día quizá me ayude a llenar el Corazón. Pero soy un animal social y al final voy a tener buenos amigos, tengo muchos en otros lugares donde he vivido, donde he soñado, cada encuentro es algo especial, cada persona puede darte mucho. Me gusta definirme un “artesano del encuentro” un “granjero de relaciones”, aquí en la isla estoy encontrando gente muy interesante.

Estoy leyendo dos libros en Italiano uno es Rais de mi amigo Simone Perotti, otro downshifter que ha encontrado su dimensión en la mar y en la escritura, es un libro de aventuras, con un pirata, una espia y una mujer condenada a vivir esperando en una isla. Todo ello en un periodo histórico muy interesante que sempre me ha fascinado, estoy hablando del descubrimiento de américa y del famoso mapa de Piri Rais que es el centro de este cuento que acabaré pronto.

El otro libro es del maravilloso Chuck Phalaniuk: Romance. Cuentos de desesperación, relaciones al límite con este gran estilo que me fascina desde “Fight Club”.

Los libros son compañeros, he tenido que dejar unos cuantos en Llanes, no me cabían en el coche y no quería tirarlos, asi que deje tantos piececitos de mi a los amigos, lo mismo hice con los CD de musica que estan en buenas manos. He podido salvar unos pocos y he podido llenar la pequeña librería de este pisito turístico que va a ser mi nueva casa.

Estas son mis reflexiones de hoy os dejo con una citación de Chuck “El futuro que tendrás mañana no será el mismo futuro que tenías ayer.” y esto es tremendamente cierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *