Archivo de la categoría: Internazionalización

España se encuentra entre los destinos favoritos de los británicos para vivir y retirarse

España se encuentra dentro de los principales destinos europeos donde los británicos desean ‘reubicarse’, según una reciente encuesta. De acuerdo con el ‘Índice de Calidad de Vida Europeo’, España es el mejor lugar para vivir, tan sólo superado por Francia. Por su parte, Irlanda y Reino Unido ocupan las últimas posiciones en el ranking. Del mismo modo, un estudio realizado por Skyscanner muestra que España es, por detrás de Australia, el destino preferido.

En la actualidad, un millón de británicos vive en España. De hecho, el análisis de Skyscanner revela que ocho de cada diez ciudadanos británicos contempla la idea de mudarse al extranjero dentro de los próximos cinco años. Un coste de la vivienda más bajo y mejores oportunidades de negocios y trabajo son algunos de los motivos de esta atracción.

Fuente: ICEX

Subvención: Ayudas a la participación en programas nacionales e internacionales de I+D+i empresarial en cooperación. [Orden 2010/3937]

La experiencia reciente en los países más avanzados demuestra que uno de los factores más decisivos en el crecimiento regional es la inversión en investigación, desarrollo tecnológico e innovación. Las estadísticas sitúan a la Comunitat Valenciana en un nivel de inversión en I+D+i que no se corresponde con su nivel de desarrollo económico, especialmente en el gasto ejecutado por el sector privado. Sin embargo, la predominancia de la pyme y su orientación marcadamente exportadora le obliga a mantener y reforzar su competitividad, tarea en la que la capacidad de utilizar el conocimiento para generar oportunidades de negocio desempeña un papel creciente y fundamental.
Por otro lado, las políticas regionales de apoyo a la I+D+i empresarial deben dotarse de instrumentos que permitan cubrir sus objetivos de un modo coherente y evitando duplicidades con los programas de otras administraciones públicas. Resulta indispensable, en particular, fomentar la formación de consorcios empresariales que, en colaboración con organismos de investigación, accedan progresivamente a proyectos de dimensión y riesgo tecnológico crecientes en los ámbitos nacional y europeo.
Por ello, estas ayudas pretenden por una parte, favorecer la participación de las pymes valencianas en proyectos que incrementen su competitividad y su capacidad tecnológica, extendiendo así la cultura de la cooperación en los ámbitos de la investigación industrial y el desarrollo tecnológico.
Asimismo y dada la necesidad existente de aumentar el contenido tecnológico de la producción regional, se propone por otra parte, facilitar a las empresas el acceso a los servicios avanzados relacionados con los distintos procedimientos de transferencia de resultados de la I+D industrial.

Actuaciones apoyables

Actuaciones relativas a la preparación, presentación y negociación de propuestas de proyectos a presentar en programas nacionales e internacionales de I+D+i en cooperación, con especial referencia a: Proyectos en colaboración del Fondo Tecnológico del CDTI, VII Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la Unión Europea, programa Eureka y Programa marco para la competitividad y la innovación (CIP).
Se entiende por programas nacionales, a los efectos de esta orden, aquellos cuya convocatoria corresponda a la administración General del Estado.
Será requisito necesario para acogerse a esta modalidad que la propuesta final a subvencionar sea enviada al organismo competente de cada programa antes de que finalice el plazo de presentación de propuestas en la convocatoria seleccionada.
Actuaciones relativas a la promoción, difusión y transferencia de los resultados obtenidos en los proyectos de estos programas y negociación de los acuerdos internacionales de cooperación industrial sobre la base de esos resultados.
Otras actuaciones que estimulen la participación de las pymes de la Comunitat Valenciana en programas nacionales e internacionales de investigación industrial y de innovación empresarial de especial urgencia, interés u oportunidad no incluidas en ninguna de las modalidades anteriores.

Beneficiarios

Podrán acogerse a las ayudas previstas en esta convocatoria las pyme industriales y de servicios relacionados con la industria que tengan su sede social o establecimiento de producción en la Comunitat Valenciana y cuyos proyectos objeto de ayuda se realicen en dicho territorio.

Requisitos PYME:
– Que emplee a menos de 250 personas.
– Que tenga un volumen de negocio anual no superior a 50 millones de euros, o bien un balance general no superior a 43 millones de euros.

Las actuaciones a subvencionar corresponden a acciones a realizar durante el año 2010. El importe de la ayuda por actuación se determinará en función de las disponibilidades presupuestarias, los costes subvencionables y la evaluación realizada por el órgano designado. En todo caso, dicho importe no podrá suponer que el importe total de las ayudas de minimis que reciba la empresa durante un período de tres ejercicios fiscales sea superior al límite de 200.000 euros.

Link a PDF de la Orden

El 50% de las manufacturas valencianas tiene ´miopía´ estratégica ante el futuro

“Modelo obsoleto”, “miopía” estratégica. La coyuntura es más que difícil para todas las empresas por la crisis económica, pero lo peor, por lo que a la industria manufacturera valenciana respecta, es que son demasiados los empresarios de estos sectores de la Comunitat que no tienen una percepción clara de hacia dónde dirigirse o incluso que, erróneamente, no acaban de ver la necesidad de cambio y creen que deben ser otros agentes los que se lo marquen. Así lo pone de manifiesto el informe La globalización y su incidencia en los sectores manufactureros tradicionales elaborado por encargo de la Cámara de Valencia por un equipo de la Universitat de València dirigido por el catedrático José Pla Barber.
La principal conclusión, tal como explicó el presidente de la Comisión de Internacionalización cameral, José Ramón Revert, es que el “modelo [tradicional de exportación] está obsoleto y no nos sirve para el futuro”.

Articulo completo aqui.

Empresas que fracasan

Según James C. Worthy[1], quien escribió un artículo titulado “¿Quién fracasa y por qué?”, las causas del fracaso son las siguientes:

  • La persona que no reconoce que ya no puede trabajar y debe retirarse.
  • El caso de negocios familiares en los cuales el padre no delega en sus hijos una vez que ellos están en posición de asumir el liderazgo. O donde los padres piensan como lo mejor para la empresa meter de lleno sus hijos en el negocio cuando estos no están preparados ni motivados.
  • El mito de que uno es “indispensable”.
  • El usar el pasado como una introducción al futuro.
  • Falta de capital o subcapitalización
  • No aplicación por parte de la gerencia en las cosas básicas relativas a la planificación, presupuestos, control, etc. (Gestión aproximativa)
  • Falta de visión estratégica a medio largo plazo y falta de visión operativa a corto plazo.

Otros estudios y artículos revelan que otra de las causas del fracaso es la falta de experiencia y conocimiento del empresario. Muchos economistas ponen énfasis en que el futuro de la pequeña empresa no solo depende del capital, sino, del asesoramiento técnico por parte del gobierno a través de agencias especializadas.

En un estudio publicado en 1961 se identificó las siguientes causas del fracaso de las empresas y lo que más llama la atención es que podría haberse escrito en el 2008:

  • Capital inadecuado o mala estructuración financiera
  • Exceso de gastos en relación a la facturación
  • Reacción de la competencia y falta de adaptabilidad al entorno.
  • Errores de organización.
  • Falta de experiencia por parte de los accionistas.
  • Control de gestión nulo o inadecuado.
  • No valoración del inventario
  • Mala gestión de los créditos.

Falta de experiencia de la propiedad

El fracaso final de la empresa puede ser atribuido a una serie de factores tales como la deficiencia de la propiedad, defectos de la personalidad y ausencia de perseverancia una vez comienzan las dificultades. Algunos empresarios carecen de uno de estos factores y otros pueden tenerlos, pero no los ponen en práctica.

Es un error el creer que uno podrá aprender lo que no sabe en su propio negocio. Intentar hacerlo resulta muy costoso y a la larga puede resultar fatal. Del otro lado rodearse de personas implica una gestión del conocimiento y una continua labor de comunicación interna (competencias conversacionales).

Una adecuada experiencia en las áreas de financiera, marketing y administración no es motivo suficiente para que los accionistas estén lo suficientemente preparados para hacer frente a los problemas que surgirán en el futuro. El nuevo empresario emergente tiene que aprender a vivir constantemente con la “crisis”. La crisis es una oportunidad no un amenaza. La crisis permite que las personas no se acomoden y que hagan funcionar una parte más grande del cerebro: aquella dedicada a la estrategia.

Subcapitalización o erosión del capital por parte de gastos “imprevistos”

En la mayoría de los casos se crea una empresa sin tener una suficiente estructura financiera se piensa en utilizar el mínimo capital permitido por la ley y acudir a las entidades financieras para pólizas y otros instrumentos. Además para eludir las tasaciones se “arreglan” las cuentas resultados de los primeros ejercicios de la empresa para que salga el mínimo beneficio.

Si es verdad que el Banco es un proveedor como otro es verdad también que es un proveedor exigente y puede siempre cambiar su política debido a circunstancias que no coinciden con las dinámicas de la empresa.

Un empresario que se encuentre en circunstancias difíciles, no tenga capital reservado y que ya haya consumido todas las oportunidades de pedir dinero prestado verá como el impulso inicial que la empresa ha generado empieza a disminuir.

La falta de liquidez se origina porque no existe una buena sincronización entre el efectivo que sale de la empresa y el que entra. Porque no hay un control sobre los gastos de empresa. ¿Cuanto cuestan comidas con clientes, viajes, caprichos empresariales de la propiedad o de sus ejecutivos?

El crédito, un cáncer para las empresas poco eficientes

La extensión de crédito por parte de la pequeña empresa a sus clientes es una de las razones que le permite a la firma atraer clientela adicional y mantenerse en operaciones.

Desafortunadamente en numerosas ocasiones, la propiedad o los responsables administrativos de la empresa, debido a muchas responsabilidades, no prestan atención y cometen dos tipos de errores comunes.

  • Dar créditos no certificados sin asignar un riesgo al cliente o al grupo de clientes
  • Dar créditos excesivos a aquellas empresas que cualifican para un crédito menor.

En algunos casos no se estructuran contratos mercantiles ni otros instrumentos de seguridad para la cobertura del riesgo. Se confía porque la visión reduccionista te lleva a “facturar como sea” sin darte cuenta realmente si tiene sentido el trabajo y si tiene seguridad contra el riesgo el cliente.

Debido a estos errores, las pérdidas de la empresa pueden llegar a ser grandes. La empresa puede llegar a la quiebra si el dinero que representan las cuentas por cobrar no llega a sus manos. Tener créditos en la cuenta resultado puede ser beneficioso a la hora de representar capitalización pero las entidades financieras ahora razonan de otra forma (Basilea II[2]) para: ¿cuanto vale el crédito? Cuanta facturación es necesario producir para cubrir la liquidez del crédito expuesto?


[1] James C. Worthy periodista y economista estadounidense

[2] Basilea II es el segundo de los Acuerdos de Basilea. Dichos acuerdos consisten en recomendaciones sobre la legislación y regulación bancaria y son emitidos por el Comité de supervisión bancaria de Basilea. El propósito de Basilea II, publicado inicialmente en Junio de 2004, es la creación de un standard internacional que sirva de referencia a los reguladores bancarios, con objeto de establecer los requerimientos de capital necesarios, para asegurar la protección de las entidades frente a los riesgos financieros y operativos.